Obras completas de Alfonso Reyes, XVI

Autor:
  • Alfonso Reyes

$350

ISBN: 9681608607

El trasfondo de la cultura griega -la religión y la mitología-, de donde derivaban la actitud ante la vida y la conducta de los ciudadanos, es el tema de este tomo de las Obras completas de Alfonso Reyes (1889-1959). Contrariamente a lo que caracteriza a una religión establecida, obediente a normas escritas y a determinaciones impuestas por quienes se hallan encargados de su conservación, en Grecia mantuvo siempre mayor importancia el juego de las tradiciones orales que, época tras época, se reanimaban y enriquecían con leyendas cuyas distintas versiones eran a menudo contradictorias. De hecho no existe literatura especializada que precise los dogmas, sino que la costumbre, por encima de la letra escrita, llevó a su plenitud cabal el vigor de la religión. “Sus sacerdotes no tenían derecho a fijarla, ni lo pretendieron; los poetas y los filósofos la interpretan con una libertad hoy inconcebible”, y sin embargo “el pueblo se apega a sus rutinas que, aun en la edad clásica, datan a veces de la prehistoria”. Los autores mismos nutrieron su facultad creadora con esas concepciones heredadas, y en forma tan personal abordaron las creencias, las instituciones sacras y los mitos, que casi nunca coinciden al exponerlos en sus obras. Cada uno aporta distintos caracteres y juicios acerca de las imágenes que pueblan el panteón heleno. La fuente común, Homero, con quien todos contraen deuda, halla expresiones disímiles al correr de los siglos.
En el primero de los títulos, el gran escritor mexicano hace el recuento del camino que siguió la religión a través de la historia desde los iniciales ritos agrarios y los sacramentos públicos hasta los rituales que le dieron valor como creencia compartida. En un principio, el misticismo egeo se relaciona con los brotes espirituales venidos de otras regiones y luego da paso a tendencias fundadas en la idea del Olimpo, que otorgaba configuración humana a dioses mayores y menores. De ese entrecruzamiento surge la nueva religión. “De la magia directa -dice Reyes-, que esclaviza el fenómeno natural en manos del jefe metafísico, se asciende a la postura menos activa y ya más bien consultiva de la adivinación. Se llega después a la imploración y a la plegaria. Se alcanza por último la cima desinteresada de la pura contemplación y el himno adorante.”
Los mitos griegos, que todavía iluminan nuestra civilización, mezclan héroes y dioses y los muestran actuando entrelazados. “Los dioses llevan a los héroes y viceversa”, y el mundo natural se confunde con el mundo sobrenatural. La gran Familia Olímpica participa en el destino humano y lucha entre sí para imponer sus designios en los acontecimientos. Pero a pesar del politeísmo y del antropomorfismo que distinguen a esa mitología, se advierte que más allá de la multitud de personajes divinos se vislumbraba la existencia de una deidad superior de índole puramente espiritual. En su afán de universalización, los filósofos de Grecia “alcanzaron la noción del Dios único, trascendente y perfecto”.

Detalle

  • Editorial: Fondo de Cultura Económica
  • Colección: Letras mexicanas
  • Formato: Tapa cartoné; 14,5 x 22
  • Primera edición: 1964
  • Última edición: 1964