Miguel García Reyes y María Mercedes Agudelo de Latapí