Luna Córnea Nº30

Autor:
  • Autores varios

$350

ISBN: 9770188800501

Sophia Schultz fue cliente asidua de los estudios fotográficos. Muchos de sus retratos los realizó C. F. Conly, en Boston. Hubo uno en particular, muy fino, que le tomaron en el Wilkes Studio de Baltimore. Sin embargo, se cree ue fue el estudio de Eisenmann el que frecuentaba una y otra vez. Después de su primer visita, allá por 1880, cuando posó junto a su madre, Sophia comenzó a desarrollar bigote y barba. En los siguientes retratos, el crecimiento del cabello a menudo era ayudado por un cuidadoso trabajo de lápiz.
Varias de las fotografías de Sophia registran la presencia de muchas de las anormalidades externas asociadas con el hipertiroidismo –extremidades cortas, cabeza grande, un espacio amplio entre los ojos, párpados hinchados, cuello grueso y corto, manos anchas con dedos pequeños, la línea del cabello a una altura baja de la frente, obesidad y falta de crecimiento-. (Sophia tenía 76 cm de altura). Si se tratara de esta enfermedad, es probable que también padeciera de retraso mental. Este problema es hoy menos común; si el diagnóstico se hace a tiempo, la hormona tiroidea puede corregir estas anomalías.

Detalle

  • Editorial: Fondo de Cultura Económica
  • Colección: Ediciones Conaculta
  • Formato: 16,5 x 23
  • Primera edición: 2005
  • Última edición: 2005
Ver índice de contenidos