De la vida de las plantas y de los hombres

Autor:
  • Manuel Rojas Garcidueñas

$350

ISBN: 9789681654061

Inmóvil, en la quietud del aire, una planta de girasol silvestre yergue sus cabezas amarillas. ¿Qué es esta planta tan común, tan humilde? Para el pintor Van Gogh es una criatura de Dios y la pinta con deleite casi amoroso. Para un botánico es una muestra de la flora de un lugar determinado y, así, colecta la flor, la prensa entre papeles, le pone una etiqueta con un elegante nombre latino: Helianthus annus y la almacena. Un granjero, en cambio, la considera una planta dañina que le roba agua y nutrientes del suelo a su cultivo; así, toma una azada y de un golpe acaba con ella. Otra gente aprovecha las semillas que, tostadas, se parecen a nuestras pepitas de calabaza. Si nada de lo anterior ocurre al girasol, pasarán los días y los meses, llegarán los vientos fríos y la planta morirá. Pero antes habrá producido su descendencia. Encerrados en la semilla, los embriones resistirán el embate del frío y la sequía y germinarán: tras la muerte la resurrección. Y pasarán los milenios y las eras; el clima cambiará y los girasoles tendrán que adaptarse a circunstancias nuevas y resultarán otras plantas descendientes de ellos, con sus estructuras transformadas para subsistir. La moraleja es que la vida sigue adelante porque es un sistema abierto, autorregulado y evolutivo.
De la vida de las planas y de los hombres no es un libro de biología vegetal: es un relato escrito en lenguaje sencillo cuyo tema es cómo viven las plantas y las enseñanzas que de tal proceso podemos aprender. “En torno a cada narración biológica -nos dice el autor- se producen reflexiones que quizás nos ayuden a conocernos mejor, sabio consejo que nos diera Sócrates hace más de mil años y que mantiene su vigencia.”

Detalle

  • Editorial: Fondo de Cultura Económica
  • Colección: La ciencia para todos
  • Formato: 13,5 x 21
  • Primera edición: 1991
  • Última edición: 1997
Ver índice de contenidos