Historia económica y social de la Edad Media

Autor:
  • Henri Pirenne

$350

ISBN: 9789681601959

Las invasiones musulmanas que durante la Edad Media se posesionaron de una parte de Europa y de gran porción del Mediterráneo no lograron controlar la totalidad del tráfico marítimo. El Mar Adriático y el Mar Egeo, alejados de aquella influencia, continuaron siendo -bajo el poder de Bizancio- los medios de comunicación que intensificaron las transacciones de toda índole e iniciaron a la vez el florecimiento de esa vasta región europea. Asimismo, estas actividades no tuvieron restricciones importantes en el Mar Báltico y en el Mar del Norte, donde se aceleró el comercio en contraste con la economía agrícola de lento desarrollo. Más aún, las invasiones de otros pueblos menos civilizados, que se desplazaban conducidos por un afán de conquista, contribuyeron a intensificar los intercambios y, por lo tanto, a hacer progresar las industrias y a crear nuevas formas de convivencia entre los estratos sociales. Terminada su acción depredadora, los invasores acabaron por convertirse en mercaderes.
La persecución de esas actividades entre los pueblos dio motivo a la creación de mercaderes profesionales, decisivos para efectuar la transformación económica de los siglos XI y XII. Tanto en la Italia del norte como en los Países Bajos, los procedimientos para hacer llegar las mercancías de un sitio a otro sufrieron cambios notables y propiciaron el uso de la moneda de préstamos y créditos. En ello tuvieron un papel principal las especias traídas del Oriente -origen de la riqueza de Venecia y de multitud de comerciantes-, los paños, el vino, la sal y, en general, los productos naturales cultivados en regiones adecuadas y con miras a llevarlos al exterior.

Detalle

  • Editorial: Fondo de Cultura Económica
  • Colección: Economía