Obras completas de Alfonso Reyes, XXIV

Autor:
  • Alfonso Reyes

$1.600

ISBN: 9681633989

Mientras la inteligencia asediaba los materiales de la bibliografía y la imaginacíón, la memoria de Alfonso Reyes, en la reserva y la quietud, conservó el paisaje de fondo, los argumentos tramados por la cotidianeidad, los pensamientos centrífugos, los cálidos incidentes. En mitad del camino de su vida, hacia 1924, había empezado a poner en papel esta tesorería íntima, pensando ya en el conjunto de unas memorias. El Diario (1924-1959) iniciado entonces -y del cual la Universidad de Guanajuato publicó una parte, en 1969- es un extenso manuscrito en quince cuadernos.
La mnemotecnia esparce su luz sobre distintas pálidas zonas. Hay aquí una fisiología, una genealogía, una historia intelectual, un anecdotario. La atención se adiestra lo mismo afuera, en los sucesos civiles, que en los minuciosos procesos del cuerpo. El laberinto de la política, que alcanzó el gabinete del humanista, cabe lo mismo que la enumeración de los trabajos domésticos durante los años de estudioso exilio en España.
Alfonso Reyes sirvió asiduamente a un demonio consuetudinario: la verbalización, a la que traspasaba todas sus fatigas y placeres. Practicada como una disciplina emocional, la escritura contribuía a dar profundidad al presente, a mantener el equilibrio entre los órganos y las lecturas, a conservar la nitidez de los hechos morales en su peso y su relación, a dibujar con justeza y regalo la flora humana en donde convivía.
La sombra del general Reyes, con el caballo desensillado, pasea por muchas de estas páginas. La Oración del 9 de febrero es una sobria rememoración de sus últimos días, y participa de la ternura filial y el juicio severo. Parentalia contiene el relato de las hazañas políticas y militares del joven padre y las del abuelo, el coronel Domingo Reyes. La Historia documental… es un comentario a los libros escritos hasta 1925, y a la vida literaria de la época. Sabias inspecciones en los sitios alegres de Río de Janeiro dan materia para las Tres cartas y dos sonetos. Por contraparte, Berkeleyana cuenta, con el lenguaje conciso y vigoroso del hombre de acción, el trayecto que el autor hizo en automóvil por los desiertos del norte de México y el sur de los Estados Unidos para recoger un doctorado Honoris causa. Albores habla de la infancia en Monterrey; Cuando creí morir, de los ataques cardíacos que, como un saludo ominoso, ocurrieron en la última parte de su vida. Finalmente, Memoria a la Facultad es una autobiografía clínica, un documento con detalles y peculiaridades de la configuración orgánica propia, dirigido por el autor a su médico hipotético.

Detalle

  • Editorial: Fondo de Cultura Económica
  • Colección: Letras mexicanas
  • Formato: Tapa cartoné; 14,5 x 22
  • Primera edición: 1990
  • Última edición: 1990