Sade

Autor:
  • Béatrice Didier

$790

ISBN: 9681651782

Sade pasó 40 años de su vida en prisión, acusado de libertinaje. Muerto, sus descendientes renegaron del apellido. Chateaubriand, Lamartine, Baudelaire y Flaubert nunca reconocieron su deuda literaria con él. Sólo Petrus Borel, encarcelado al mismo tiempo que Sade en La Bastilla, en 1839, hace un elogio del Señor Conde, “cuyos hijos degenerados llevan hoy entre nosotros una frente noble y altiva”, y lo incluye como personaje en su novela ‘Madame Putiphar’. A principios del presente siglo es rehabilitado por los surrealistas y no hace muchos años es convertido en moda seudolibertina y pornográfica.
Béatrice Didier lo incluye en la familia de los fundadores de una nueva lengua francesa, junto a Rimbaud, Artaud y Lautréamont. En su lectura de la obra del Divino Marqués encuentra una correspondencia entre los tres misterios de la existencia humana -lo gozoso, lo doloroso, lo glorioso- y la trinidad entre la que osciló su vida: el libertinaje, el encierro, la escritura.
La obra se engendra a sí misma, como el deseo nace del deseo. Probablemente el ejemplo mayor en la literatura sadiana sea la continuidad entre ‘Los infortunios de la virtud’ (1787), ‘Justina o las desdichas de la virtud’ (1791) y ‘La nueva Justina o las desdichas de la virtud, seguida de la historia de Julieta, su hermana’ (1797).
La obra sadiana tiene resonancias póstumas en ‘Los mártires’ de Chateaubriand, ‘Adolfo’ de Benjamín Constant, ‘Indiana’ de George Sand, y ‘Madame Putiphar’ de Petrus Borel, novelas de las cuales Béatrice Didier ofrece una lectura novedosa.

Detalle

  • Editorial: Fondo de Cultura Económica
  • Colección: Breviarios
  • Formato: 10,5 x 17
  • Primera edición: 1989
  • Última edición: 1989