Claudia Feld: Las Sombras de la ESMA o la Densidad de lo Real

julio, 2022
Doctora en Ciencias de la Comunicación Co-Autora del libro "ESMA. Represión y poder en el centro clandestino más emblemático de la última dictadura argentina"

Fuente: Tramas

“La “limpieza” de imagen para contrarrestar la llamada “campaña antiargentina” en el exterior fue una preocupación permanente de la Junta Militar en el poder. En varios países de Europa, particularmente en España y Francia, las organizaciones de exiliados habían logrado hacer audibles sus reclamos por los desaparecidos en la Argentina. El gobierno militar desprestigiaba estas denuncias diciendo que se trataba de una campaña contra el país. En ese marco, el grupo de tareas de la ESMA tejió sus propias redes para ocultar y tergiversar esas informaciones. Se orientó fundamentalmente a instalar la figura de Massera como el ala “dialoguista” dentro de la Junta. Las operaciones de propaganda intentaron proyectar esa imagen en el plano internacional y tuvieron como destinatarios principales a los países de Europa Occidental y Estados Unidos. Massera quiso convencer a sus interlocutores en esos países de que su preocupación principal era esclarecer el “problema de los desaparecidos” y entregar una lista de víctimas a los familiares que lo reclamaban. Aunque esa promesa nunca se cumplió, por un tiempo la propaganda fue efectiva. 

El apoyo principal de esa campaña fue la conexión entre la ESMA y el Ministerio de Relaciones Exteriores, a cargo de la Marina durante los primeros años de la dictadura. En este marco, la Cancillería creó un centro de propaganda en la Embajada argentina en Francia denominado “Centro Piloto de París”, con la idea de extender la iniciativa a otras embajadas si eso funcionaba. Según la reconstrucción histórica que hicieron los investigadores Rodrigo González Tizón y Facundo Fernández Barrio, desde finales de 1977 y por casi un año el Centro Piloto llegó a funcionar como un verdadero servicio secreto de inteligencia ligado a la ESMA. Esto permitió que el centro clandestino extendiera sus tentáculos hasta París, incluyendo toda su estructura, sus tareas, su personal, sus métodos de apremio y sus estrategias políticas y económicas.” 

(Fuente: https://www.elcohetealaluna.com/los-tentaculos-de-la-esma/)

* La entrevistada agradece al Museo Sitio de Memoria ESMA y a todo su personal, así como a quienes llevan adelante los Juicios de la Megacausa ESMA, que tuvieron la generosidad de brindar material y sus testimonios para la investigación que llevaron adelante con Marina Franco.

 

Claudia Feld forma parte del Núcleo de Estudios sobre Memoria del IDES junto a Valentina Salvi, Luciana Messina. El equipo de trabajo fue armado con la colaboración de dos grupos de estudios, el Núcleo Memoria y el Núcleo de Historia Reciente del IDAES. A este último Núcleo pertenecen Marina Franco, Hernán Confino y Rodrigo González Tizón. 

Toda la investigación que luego se convirtió en el libro «ESMA. Represión y poder en el centro clandestino más emblemático de la última dictadura argentina» , que incluyó a 12 investigadores/as se armó con integrantes de ambos núcleos, de modo que el trabajo pudo tener un abordaje interdisciplinario y también articular las investigaciones sobre memorias sociales con las investigaciones sobre historia reciente. Dicho libro es producto de esa tarea interdisciplinaria de los dos Núcleos trabajando en colaboración a lo largo de varios años.